Sigo firmando ejemplares de mi novela, bajo la atenta mirada de mis sobrinos: Carlos y Fran